Nuestra tecnología

El cáncer afectará a uno de cada tres seres humanos

Sin embargo, la detección temprana y las terapias de última generación han mejorado sustancialmente la supervivencia de los pacientes diagnosticados en los últimos años. En muchos casos, el cáncer se puede considerar una enfermedad crónica, pero las recaídas ocurren, incluso tras un tratamiento eficaz, normalmente inducidas por células malignas residuales supervivientes.

La cuantificación de estas células residuales (Enfermedad Mínima Residual, MRD) es una de las herramientas más poderosas para predecir la supervivencia de los pacientes con cáncer y ayudar a los especialistas clínicos a decidir cuando y como tratarlos. En Altum utilizamos de una técnica revolucionaria de secuenciación de última generación (Next Generación Sequencing, NGS), basada en la lectura directa del ADN para detectar marcadores específicos para cada paciente (Variantes de un solo nucleótido (SNVs), Inserciones y deleciones de AND (Indels) o reordenamientos de Inmunoglobulinas), y cuantificarlos tras terapia (NGS-MRD)

Podemos detectar una célula cancerosa en más de:

10000
células sanas utilizando SNVs
100000
células sanas utilizando Indels
1000000
células sanas utilizando reordenamientos de Inmunoglobulinas